Jueves 3 de Noviembre de  2022
CORRAL DE AMANSA RACIONAL CUNA DEL SOL

Turismo rural con caballos, experiencia de sanación y conexión en el Limarí

Conectarse con la naturaleza y generar un lazo con los caballos a través de la amansa, cabalgatas y la interacción con ellos, es parte de lo que ofrece el Corral de Amansa Racional Cuna del Sol ubicado en Chañaral de Carén, Valle de Limarí. Un lugar para gozar del turismo rural y experimentar

Créditos: El Día
Por
Escrito en REGIÓN el

Vivir experiencias únicas y memorables es lo que cada día buscan las personas al momento de escoger una actividad para realizar o visitar nuevos lugares.

El relajo, la conexión con la naturaleza y el bienestar han adquirido mayor demanda, por lo mismo, cada día la oferta por este tipo de turismo rural va creciendo en la región, con el objetivo de otorgar más oportunidades a residentes y visitantes de ser protagonistas de sus propias aventuras y de momentos inigualables.

Es justamente eso lo que hacen Corral de Amansa Racional Cuna del Sol, ubicado en la localidad de Chañaral de Carén, a 30 kilómetros de la comuna de Monte Patria, Limarí. Un lugar donde cuentan con 14 caballos, yeguas y potrillos, con los cuales se pueden vivir distintas experiencias de la mano de su dueña, Marcela Iriarte y su compañero Claudio Araya, artista diaguita.

 

Amansa con música de arpa

Una de ellas es la novedosa forma con la que amansan caballos, la que comparten con sus visitantes, la que bajo la luz de la luna llena permite generar lazos eternos y estrechos entre el equino y su amansador.

“Acá en Cuna del Sol tenemos una forma distinta de domar caballos, amigable, respetuosa y muy bonita de hacerte amiga de él. Aquí te ofrecemos que puedas amansar un caballo con luz de luna llena y con música de arpa chilena en vivo y también podemos hacerlo de día”, contó Marcela Iriarte.

Una amansa que puede realizarse tanto de día como de noche, en terrazas diaguitas y con una connotación propia, para que cada persona viva, se involucre y sea parte del proceso de la mansa del animal.

Wellness Kawellu

Sin embargo, no es lo único que puede disfrutarse con caballos. Una de las novedades es el Wellness Kawellu, caballo en mapudungun, donde se hacen terapias para el alma, las que son completamente personalizadas y de acuerdo a las necesidades y el estado de la persona, pero que sin duda son ideales para quienes están viviendo momentos de estrés o quienes quieran conectarse con los caballos.

“Recibimos muchos niños, adultos y personas en situación de discapacidad que vienen a visitarnos y a disfrutar, no todo es remedio o medicinal, la idea es que puedan vivir un turismo inclusivo, donde puedan andar a caballo y disfrutar de todo acá en el cerro”, acotó.

Terapias que son dirigidas y personalizadas, con distintos fines, ya sea fortalecer el liderazgo, las buenas energías, sanar alguna pena, entre otras, lo que es posible gracias a la característica que posee el caballo de percibir el estado de ánimo de quienes lo rodean.

Por lo mismo, es fundamental ganarse la confianza del animal y dejar que él se acerque, comentó Marcela, para lo que se requiere ser paciente y tener mucha dedicación, pero que de todas maneras vale la pena, ya que se genera y crea un lazo único con el equino.

Es por ello, que así como quienes buscan abrazar un árbol como método de sanación, también pueden hacerlo con un caballo.

“Imagínate abrazar un potro, una yegua grande es indescriptible y con suerte te devuelven el abrazo. Un abrazo de caballo es cuando ellos ponen su cogote en tu hombro y te acercan hacia ellos, ahí te están abrazando y es una experiencia muy hermosa”, consignó.

El Día

Las cabalgatas

Además de todo ello, realizan cabalgatas donde se puede vivir la “experiencia del arriero”, encuentro entre el animal y el jinete que permite al visitante preparar el caballo y ensillarlo para luego salir en un recorrido por el cerro, donde puede arriar cabras si gusta y al retorno incluso cepillar y bañarlo.

“Una es al cerro y la otra cabalgata es al Río Grande, que se baja por un sector que se llama Vado Hondo, donde las personas se pueden bañar, sobre todo en este tiempo que hace calor, mientras el amansador los espera con el caballo, y luego se sigue la cabalgata por todos los pueblos”, sostuvo Iriarte.

Un lugar que busca hacer felices a sus visitantes y a sus caballos a través de gratificantes momentos que enriquezcan a las personas y renueven sus energías con la nobleza de los caballos, donde también tienen cabritas, las que pueden ordeñarse y beber su leche, haciendo del corral una actividad perfecta para niños y familias.

Por lo mismo, también realizan eventos especiales los que se coordinan con Marcela y Claudio, quienes además son parte de la Mesa de Turismo del sector, por lo mismo, cuentan con la información de lugares de hospedaje y alimentación para que las personas que decidan recorrer el Valle de Limarí tengan una grata y completa experiencia.