Martes 9 de Agosto de  2022
PRIMER CASO EN LA REGIÓN

Estos son los síntomas y principal vía de contagio de la viruela del mono

Este martes, se reportó el primer caso de viruela del mono en la región de Coquimbo. Expertos explican los síntomas y la principal vía de contagio.

Referencial.Créditos: Twitter
Por
Escrito en REGIÓN el

Hace instantes, la Seremi de Salud, Paola Salas, confirmó el primer caso de viruela del mono en la región de Coquimbo. 

Se trata de una persona adulta, sin antecedentes de viaje en el corto plazo, quien se encuentra en buenas condiciones de salud y cumpliendo con aislamiento. 

La persona, se agrega a los 92 casos existentes que hay en el país. 

La enfermedad, que comenzó con casos aislados en Europa, se detecta a través de PCR y genotipificación. 

¿Cuáles son los síntomas?

Sus principales síntomas son: fiebre, dolor de cabeza y músculos, falta de energía, además de la aparición de ronchas que se transforman en costras luego de dos semanas aproximadamente.

¿Cuál es la principal vía de contagio de la viruela del mono?

En un estudio realizado por un grupo de dermatólogos españoles se descubrió que la principal vía de contagio de la viruela del mono sería el contacto piel con piel.

Entre otros hallazgos del estudio también se encontró que las lesiones cutáneas provocadas por el virus no sería pústulas -llagas pequeñas, inflamadas y llenas de pus, según describe Medline Plus-, sino que pápulas duras, las cuales son más similares a un quiste.

Contacto piel con piel

La investigación, que ha sido coordinada por la Unidad de Investigación de la AEDV y publicada en la revista científica ‘British Journal of Dermatology’, confirma que la ruta de transmisión principal para este brote es fundamentalmente a través del contacto de la piel. Este estudio transversal prospectivo ha analizado 185 casos recogidos por un gran número de dermatólogos españoles.

Los síntomas generales de la viruela del mono incluyen fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos, seguidos de un sarpullido generalizado que progresa a través de cuatro etapas distintas. Si bien la fiebre y la inflamación de los ganglios linfáticos siguen siendo comunes en este brote, la investigación encontró que los casos tienden a presentar pocas lesiones en la piel.

“Lo habitual es que la sintomatología cutánea aparezca en zonas de contacto durante las relaciones sexuales. Esto puede incluir lesiones en la faringe, el canal anal, la cara y los dedos”, ha explicado Alba Catalá, dermatóloga del Servicio de Dermatología del Hospital Clínic de Barcelona y autora principal de estudio.