Tras cinco meses esperando el documento oficial

Andes Iron acudirá a Tribunales tras ser notificada del rechazo a Dominga

Gremios de la región sostienen que los tribunales ambientales deben definir el futuro de la iniciativa de manera técnica y no política como lo que, a su juicio, ocurrió en el Comité de Ministros.
sábado, 1 de julio de 2023 · 12:07

A cinco meses de la determinación del Comité de Ministros, finalmente, la empresa Andes Iron fue formalmente notificada este jueves, del informe desfavorable del proyecto minero-portuario Dominga.

Los aspectos cuestionados incluyen la afectación de la vida marina, áreas de influencia, evaluación de especies y los impactos de las desaladoras y la mina misma.

Cabe recordar que el proyecto ha enfrentado una polémica tramitación de 10 años, presentándose ahora último, un total de 26 reclamaciones, de las cuales se acogieron 12.

Ante la oficialización de la notificación, la empresa emitió un comunicado en el que anunció que recurrirá ante los tribunales ambientales, tal como lo establece la ley, en un plazo máximo de 30 días.

“Esta instancia analiza los proyectos en su mérito técnico y jurídico, donde hemos obtenido resultados favorables, por lo que estamos confiados en que los organismos técnicos resuelvan conforme a derecho”, se señala en la declaración pública.
En ese contexto, desde la empresa acusan que “resultan sorprendentes los argumentos utilizados por el Comité de Ministros, quienes se refieren a una serie de temas que ya fueron resueltos por la justicia ambiental, la que establece que Dominga cumple a cabalidad con la normativa vigente y no aporta ningún antecedente que no haya sido tratado y zanjado previamente por todas las instancias técnicas”.

El texto finaliza sosteniendo que, como firma, seguirán trabajando junto a la comunidad de La Higuera y la Región de Coquimbo, con quienes se han comprometido para desarrollar un proyecto sostenible social y ambientalmente.

“Reiteramos nuestro compromiso de seguir adelante con este proyecto que tiene una propuesta única e inédita en nuestro país en materia de sostenibilidad”, afirmaron desde Andes Iron.

RECHAZO DE COMITÉ

Cabe recordar que el Comité de Ministros rechazó por unanimidad, el pasado 18 de enero, el proyecto minero-portuario Dominga.
En esa oportunidad, la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, indicó que “hemos tenido en consideración los informes técnicos y las recomendaciones del SEA, y de manera unánime, se ha decidido acoger las 12 reclamaciones, lo que resulta en una evaluación desfavorable”.

Asimismo, destacó que “este proyecto fue presentado en 2013, hace 10 años, y es evidente que han ocurrido diversos eventos desde entonces (...). Con el reglamento vigente en 2013, hubo un aspecto que nunca fue evaluado adecuadamente, que es el impacto especie por especie. El valor ecológico es único”. 

En relación con el ámbito marino, Rojas manifestó que “no se proporcionó una justificación del área de influencia. En cuanto a las especies, particularmente el pingüino de Humboldt, los cetáceos y los patos, al no haber realizado esta evaluación especie por especie, no se pudo evaluar el impacto. Esta es la primera vez que se lleva a cabo esta evaluación. También es preocupante el tema del agua. No podemos pensar que aquí no habrá afectación en la contaminación del agua”, sostuvo la ministra el pasado mes de enero.

APROBACIONES 

Cabe recordar que el proyecto cuenta con una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) aprobada en 2021 y un Informe de Calificación de Evaluación favorable en su proceso de evaluación ambiental obtenido durante el gobierno de Michelle Bachelet. 
El Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta también respaldó a su vez, la validez de los antecedentes presentados por la empresa, anulando el rechazo del Comité de Ministros de 2017. Además, la Corte Suprema rechazó los reclamos de los opositores al proyecto.

REACCIONES Al INFORME

Ante la posibilidad de que Andes Iron recurra a los tribunales ambientales, el alcalde de La Higuera, Yerko Galleguillos, sostuvo que “aquí una vez más se acabaron las instancias políticas y comienzan las jurídicas que van a definir el futuro de Dominga y,  al igual que ha pasado anteriormente, cuando se ha enfrentado a las instancias jurídicas, la empresa ha logrado sacar adelante sus posturas”, sostuvo el edil.

Para Jorge Cabrera, vocero del sindicato de pescadores de Totoralillo Norte, donde estará ubicado el puerto de Dominga, y que contempla la salida de un barco a la semana, explica que “el proyecto se rechazó por temas ideológicos y eso lo estamos viendo. Nuestra clase política gobernante tiene una ideología extrema y no visualizan lo técnico. Este proyecto fue aprobado por el Tribunal Ambiental y la Corte Suprema. Ha pasado por todas las instancias técnicas”, afirmó. 

Por lo anterior, el presidente de la Asociación Comunal de La Higuera, Yonatan Rojas, anunció que, tal como ha sucedido en oportunidades anteriores, su organización acompañará a Andes Iron en todas las instancias jurídicas que quedan por delante.

GREMIOS DESTACAN IMPORTANCIA DEL PROYECTO MINERO

Si bien la decisión del Comité de Ministros se conocía hace bastante tiempo, con la oficialización de la determinación se volvió a poner en el tapete la discusión sobre la iniciativa y la división que ésta genera en la gente. 
En ese sentido, desde Corminco, su presidente, Juan Carlos Saéz, espera que la empresa haga todo lo necesario para demostrar que el proyecto es viable y que agrega valor a la región.

“No nos cabe duda que existe un enorme trabajo de ingeniería, en todos los ámbitos, incluso en la ambiental. El proyecto tiene todo lo necesario para poder ejecutarse, dentro de la legislación, cuidando el medio ambiente, dándole seguridad a los trabajadores y a las comunidades donde va a estar ubicado. Es un proyecto que ni siquiera va a usar agua territorial, si no de mar. Es un muy buen proyecto que lleva un montón de años dando vuelta por razones que, definitivamente, no son técnicas”, afirmó el líder del Consejo Regional Minero de la Región de Coquimbo.

Misma opinión tienen en Cidere, cuyo gerente, Ricardo Guerrero, sostiene que en esta situación, hay dos actuaciones lamentables por parte del Gobierno. “La primera es, de forma, por la notable demora en notificar la decisión del Comité de Ministros a la empresa que postuló el proyecto, cuestión que arroja dudas sobre la solidez de los fundamentos por los cuales fue rechazado y podría considerarse como una suerte de maltrato a un inversionista privado por parte del Estado. La segunda cuestión es de fondo, y está dada por la propia negativa a autorizar Dominga, pese a todos los dictámenes judiciales que le han reconocido su apego a los estándares técnicos definidos por la legislación chilena”, indicó el representante del gremio.

En ese contexto, Guerrero agrega que si la empresa concurre nuevamente a la justicia, esperan que tenga la oportunidad de defender su proyecto. “Y si llega a materializarse algún día, seguramente lamentaremos no haberle dado la oportunidad antes de brindarle a la región todos sus beneficios”, señaló.

Desde la Multigremial Regional, en tanto, su presidente, Marcos Carrasco, sostuvo que el proyecto debe cumplir con toda la normativa y, una vez resueltos todos los temas medioambientales, debería iniciar su proceso de construcción y, posteriormente, el de explotación.

“No podemos hipotecar el futuro de la región ralentizando o evitando concretar estos grandes proyectos. Esperamos que pronto se llegue a una resolución, y, si esta es positiva,  será muy importante para la región en cuanto a las cifras de empleo y también al aporte del PIB y todo lo que significa para la cadena productiva para este sector”, afirmó. 

VALORAN RECHAZO

Por su parte, desde Alianza Humboldt esperan que esta resolución cierre definitivamente las aspiraciones de la empresa, pues el documento entregado, de más de 200 páginas, condensa una serie de deficiencias que la iniciativa de Andes Iron no superó durante el proceso de evaluación ambiental, y que ya le habían llevado a ser rechazado en 2017.

Al respecto, Antonia Berríos, abogada de la Asociación de Pescadores y Mariscadores de Los Choros, sostiene que “la resolución es absolutamente contundente, tanto desde una perspectiva jurídica como científica. Esto demuestra que el proyecto fue evaluado de manera deficiente, faltando requisitos tan básicos como una correcta definición del área de influencia y línea de base mínimamente sólida, así como ignorar el impacto permanente que causará en el acuífero de Los Choros”, aseveró la profesional.
Por su parte, la directora ejecutiva de Oceana, Liesbeth van der Meer, explica que el pronunciamiento del Comité de Ministros viene a corroborar lo que hace años vienen exponiendo desde el mundo científico, como deficiencias graves y que dan cuenta de una evaluación superficial e irresponsable que minimizó los impactos de un proyecto como este. 

“Los argumentos dan cuenta además que un proyecto como éste habría alterado irreversiblemente la biodiversidad y actividades económicas tan importantes como lo son la pesca y el turismo en la zona”, manifestó. 

En relación a los impactos que la minera tendría sobre los recursos hídricos, preocupación que, según la organización ambientalista, fue acogida por el Comité de Ministros, aseguran que “desde la firma, no se hacen cargo de la posible afectación a la calidad y disponibilidad del agua en un sector con evidente vocación agrícola”.

Más noticias interesantes