brotes de Escabiosis

Qué es la escabiosis: cómo se contagia, cuál es su tratamiento y cómo reconocerla

Un ácaro hembra microscópico tiene la facilidad de hacer pequeños hoyos en tu piel para poner sus huevos, lo que provoca una intensa picazón conocida como sarna. Eso sí, ¿sabías que las mascotas no son las responsables de estas infecciones en humanos?
jueves 30 de noviembre de 2023

Entre octubre y noviembre, diferentes casos de sarna, o su nombre científico, escabiosis, se han presentado en el norte del país, pero ¿qué produce esta enfermedad, cuáles son sus síntomas, cómo se previene y cura?

Vale destacar que esta afectación cutánea se encuentra presente en prácticamente todos los países del mundo, especialmente en zonas tropicales, y es contagiable a todas personas, independiente de su raza o edad.

De acuerdo a la Clínica Mayo, la sarna es un trastorno de la piel que provoca sarpullido con picazón intensa, que provoca la necesidad de rascarse, que se hace más intensa durante la noche.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cifran entre 200 y 400 millones de personas en el mundo la padecen durante un año.

La sarna se produce debido a pequeños ácaros llamados Sarcoptes scabiei, cuyas hembras hacen pequeños hoyos para alojar sus huevos en la piel, lo que provoca la intensa picazón y sarpullido.

La picazón proviene de una reacción alérgica del cuerpo a los ácaros, sus huevos y sus excrementos.

El contagio de la escabiosis contagia rápidamente por el contacto cercano de persona a persona, tanto en la familia, el grupo de la guardería, las aulas en la escuela, los asilos de ancianos y cárceles.

Eso sí, las mascotas no contagian la sarna a los humanos, ya que los ácaros de la sarna que afectan a los animales no sobreviven ni se reproducen en las personas.

Sin embargo, el contacto con un animal que tiene sarna puede causar una picazón breve si los ácaros penetran en la piel, el que muere a los pocos días.

Por su parte, el sitio Medline Plus, afirma que los síntomas de la sarna incluyen:

  • Picazón grave, más a menudo en la noche.
  • Erupción cutánea, a menudo entre los dedos de manos y pies, la parte inferior de las muñecas, las axilas, las mamas y los glúteos.
  • Úlceras sobre la piel por el rascado y la excavación.
  • Líneas delgadas (marcas de surcos) en la piel.
  • En bebés suele haber erupción cutánea en todo el cuerpo, especialmente en la cabeza, la cara y el cuello, con úlceras en las palmas de las manos y las plantas de los pies.
  • La sarna no afecta la cara, excepto en los bebés y en las personas con sarna costrosa.

Respecto a su tratamiento, este consiste una crema especial, la que debe ser indicada específicamente por un médico especialista, como un dermatólogo.

Además, se sugiere lavar la ropa personal y de cama a una temperatura de 60°, aspirar tapetes, alfombras, sillones, sofás y tomar medicamentos antihistamínicos para evitar la picazón.