Queda pendiente un informe final de Contraloría

“Caso convenios”: fundaciones han restituido casi $3 millones al MINVU

Son cerca de 300 millones de pesos los que están en la mira de la Fiscalía en la Región de Coquimbo, los que fueron entregados a cuatro organismos, entre ellos Techo, Enlace Urbano, EnRed y Fundación Aldea Arquitectura. El seremi aclaró, además, que actualmente está todo rendido y no existen convenios vigentes.
viernes 17 de mayo de 2024

En el marco de lo sucedido tras la revelación del contrato vía trato directo, entre la seremi de Vivienda y Urbanismo (MINVU) de la Región de Antofagasta y la fundación Democracia Viva, la Fiscalía de Arica y Parinacota abrió una investigación por el traspaso de recursos públicos, en donde paulatinamente se han ido identificado distintas situaciones en varias regiones del país relacionados con el caso.

En ese sentido, en la Región de Coquimbo son $292 millones los que están en la mira de la fiscalía, de los que $17 millones fueron traspasados a la Fundación EnRed, mientras que la fundación Aldea, Arquitectura, Ciudadanía y Aprendizaje recibió 39 millones de pesos. Por su parte, la ONG Enlace Urbano presenta tres transferencias por $58 millones, $100 millones y $56 millones respectivamente, sumando un total de 215 millones de pesos en tres años. Finalmente, la fundación  Techo recibió $23 millones.

Al respecto, José Manuel Peralta, seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región de Coquimbo, remarcó que, en estos momentos, no existe “ningún convenio con ninguna fundación. Además, las investigaciones en fiscalía y en Contraloría están en pleno curso, las que son por dos motivos distintos”.

En el caso de la Contraloría, explica, “ya vamos en un segundo informe respondiendo observaciones, por lo que vamos bien encaminados”.

En esa línea, dio a conocer que en materia de transferencias y vínculos con campamentos, están en plena implementación de todas las recomendaciones entregadas por la Contraloría General de la República para que todas las transferencias a terceros que les corresponda hacer, estén plenamente apegadas a la norma, a la probidad y transparencia.

“Desde este punto de vista, nosotros damos por separado el tema ‘fundaciones’ porque no tenemos convenios y por otro lado, hemos hecho mejoramientos en la gestión como los que la Contraloría así nos ha sugerido”, sostuvo.

Agrega que tras la auditoría de Contraloría a las transferencias, en donde se observaron algunas de las partidas, el MINVU solicitó la restitución de dichos montos a las fundaciones Aldea, Arquitectura, Ciudadanía y Aprendizaje y a EnRed, recursos que totalizan 2.892.329 pesos.

Además, señaló que se está a la espera del informe final de la auditoría por parte de Contraloría. 

Leer también: Incautan computadores desde oficinas del MINVU y SERVIU por "caso convenios"

PARLAMENTARIOS VALORAN AVANCES

Al respecto, el diputado Juan Manuel Fuenzalida señaló que “sin duda que acá tenemos que esperar las investigaciones sumarias que se hayan iniciado respecto del traspaso de estos fondos y obviamente el trabajo que está haciendo la Fiscalía Anticorrupción, porque acá estas platas tienen un destino político y desde esa perspectiva está claro que se han usado para financiar en algunos casos a personeros políticos”. 

Por su parte, el diputado Marco Antonio Sulantay aseguró que “a poco de conocerse el primer escándalo en Antofagasta, yo manifesté mi preocupación por la situación de la Región de Coquimbo, ya que luego de recibir la respuesta a un oficio que envié a la seremi de Vivienda, se me informó de convenios y traspasos a dos fundaciones que ya estaban siendo cuestionadas e investigadas. Es de esperar que estas indagaciones lleguen pronto a buen puerto y que los involucrados paguen con cárcel”, complementó.

Finalmente, el diputado Víctor Pino calificó de “positivo que se estén transparentando los montos exactos que están siendo investigados en el ‘caso convenios’. Si bien nuestra región no tiene uno de los montos más elevados a nivel país, lo que verdaderamente interesa es que se pueda dar con los responsables de mal uso de estos casi 300 millones”.