Sufrió un paro cardiorespiratorio

Parricidio en Los Vilos: Adulto mayor imputado por asesinar a su madre muere en cárcel de La Serena

Hernán Maiben se encontraba cumpliendo con la medida de prisión preventiva en el hospital del complejo penitenciario, mientras era investigado por el crimen de su madre, adulta mayor que se encontraba postrada. Gendarmería informó que el interno tuvo un paro-cardiorrespiratorio, perdiendo la vida pese a los esfuerzos médicos.
viernes 24 de mayo de 2024

Gendarmería de Chile confirmó el fallecimiento de Hernán Maiben Vildósola, de 67 años, hombre imputado por la Fiscalía como presunto autor del delito de parricidio, crimen registrado el domingo 19 de mayo en el sector de Guangualí, comuna de Los Vilos.

Maiben Vildósola había confesado a testigos y luego a Carabineros haber asesinado a su madre, Marta Vildósola Silva, una mujer de 89 años que se encontraba postrada y permanecía a su cuidado.

Tras la formalización del caso, el hombre fue enviado a la cárcel de La Serena, para cumplir con la medida cautelar de prisión preventiva.

Cabe señalar que el imputado se encontraba en el hospital del Complejo Penitenciario de Huachalalume, debido a que en su detención se habría infringido lesiones, que se sumaron a un fuerte golpe en la cabeza por una caída que había tenido días antes del crimen.

De acuerdo a la información entregada por Gendarmería, Hernán Maiben sufrió un paro cardiorrespiratorio, por causas que no han sido dilucidadas, perdiendo la vida “pese a los esfuerzos de reanimación efectuados conforme a protocolo por el personal de salud”.

Leer también: Parricidio conmociona a Los Vilos: Adulta mayor sufrió brutal golpiza y descarga de corriente

Últimos antecedentes de salud

La defensa del imputado había solicitado medidas de resguardo para que el adulto mayor no atentara contra su vida o la de terceros en su reclusión. Lo anterior, luego de que el Juzgado de Garantía rechazara la suspensión del procedimiento por presunta enajenación mental y descartara arresto domiciliario.

Según expusieron en la formalización, se le había realizado un escáner cerebral, detectándose una serie de anomalías, como “lesiones microbiopáticas compatibles con cambios degenerativos cerebrales”.

En la entrevista con un psiquiatra, éste constató que el adulto mayor expresaba angustia, tenía dificultades para mantener el contacto visual y mostraba un lenguaje incoherente y repetitivo, así como un “pensamiento disgregado”, que impresionaba como “delirante”.

En el informe se refiere además que se encontraron indicios de “alucinaciones auditivas y juicio desviado con leve agitación piscomotriz”, concluyéndose que mostraba rasgos de psicosis orgánica y posible demencia vascular en estudio.

El mismo imputado había manifestado además sufrir epilepsia desde los 15 años.

Pese a dichos antecedentes, el Juzgado de Garantía rechazó suspender la causa, por no contar la defensa con un diagnóstico certero que diera cuenta de afectaciones en sus capacidades mentales.

CASO IMPACTÓ A LOS VILOS

Al momento de su detención, había manifestado que mató a su madre con una fuerte golpiza, afirmando que “ella lo pidió”. La mujer se encontraba postrada y sin capacidad del habla hace cerca de cuatro meses, a causa de un accidente cerebro vascular.

Hernán Maiben confesó a Carabineros haberla golpeado con pies, puños y un cajón de madera, además de haber aplicado corriente. A la llegada de los policías, la mujer se encontraba de espalda en su cama ortopédica y su hijo acostado a su lado.