en la presentación de pruebas de fiscalía

El testimonio de criancero que fue clave para dar con el cuerpo de Alejandro Ponce

En calidad de testigo, declaró quien fue la persona que encontró el cuerpo de la víctima, a la vera de la ruta Antakari, a unos 12 kilómetros de Vicuña.
viernes 24 de mayo de 2024

Ayer, en una nueva jornada del juicio oral por el secuestro y homicidio de Alejandro Ponce, ocurrido el pasado 28 de noviembre en Paihuano, se inició la presentación de pruebas por parte del Ministerio Público.

Así lo indicó el fiscal jefe de Vicuña, Juan González, quien manifestó que durante este jueves se presentaron las declaraciones de testigos como “el Bonty”, - quien presenció cuando Ponce fue trasladado a la casa de J.M.O. -, una de las hermanas de la víctima y uno de los primos que estuvieron presentes cuando sacaron el cuerpo del fallecido de la casa. 

Además, declaró el criancero que encontró el cuerpo a la vera de la ruta Antakari, a unos 12 kilómetros de Vicuña.

Al respecto, relató que el día 16 de diciembre de 2022, en el marco de sus labores de criancero, se encontraba pastoreando su ganado cuando vio unos jotes revoloteando en el cielo. 

Pensando que se trataba de un animal muerto perteneciente a su ganado, se acercó al lugar, dándose cuenta que no era tal.

Por ello, regresó a su hogar a almorzar y relató lo que había visto. En ese momento, afirma, sus familiares le comentaron que, desde hace un tiempo, se buscaba a un joven que había desaparecido.

Fue entonces cuando el criancero decidió regresar al sitio donde había estado, pudiendo observar, ahora sí, que los restos que había divisado con anterioridad, correspondían a los de un cuerpo humano, el cual, estaba tapado con ramas y tierra. 

Decidió, entonces, contar lo sucedido a sus familiares y a su patrón, quienes dieron aviso a Carabineros.

A esas alturas, el cadáver presentaba un avanzado estado de descomposición y, por sus características físicas y vestimenta, se determinó que correspondía a Alejandro Ponce, el joven desaparecido desde el 28 de noviembre en Paihuano.

Cabe recordar que el cuerpo había sido arrojado en ese sitio por el principal imputado por el caso, J.M.O., junto a otros tres inculpados, por el secuestro y posterior crimen del joven.