primer debate de mi radio y diario el dia

(VIDEO) Candidatos a gobernador del pacto Chile Vamos contraponen propuestas de cara a primarias 2024

Roberto Vega (RN), Cristian Rondanelli (UDI) y Cristobal Juliá (IND) respondieron ante las preguntas del panel de Mi Radio TV y El Día, que llevaron a cabo ayer el primer debate de cara a las primarias del sector a realizar el 9 de junio. Seguridad, escasez hídrica, baja ejecución presupuestaria y la necesidad de recuperar confianzas en el gobierno regional, en el marco de la crisis en torno a la actual gestión, fueron los temas en agenda.
viernes 24 de mayo de 2024

El domingo 9 de junio la ciudadanía volverá a las urnas, esta vez para dirimir las primarias de gobernador regional y alcaldes. 

En el caso de la Región de Coquimbo, el mecanismo se utilizará para definir al candidato único del pacto Chile Vamos al máximo cargo de elección popular en la zona. Asimismo, se realizarán primarias de alcalde en cuatro comunas, tanto en el oficialismo como en la oposición.

Ante la relevancia del proceso, El Día y Mi Radio TV convocaron al primer debate regional, que tuvo lugar ayer con los postulantes del pacto de centro-derecha a gobernador regional. 

Los tres candidatos

Roberto Vega, abogado, exseremi de Minería y exconvencional constituyente, es la carta de Renovación Nacional (RN).  Junto a él se encuentra Cristian Rondanelli, chef de profesión, egresado de administración pública y actual miembro del Consejo Regional, que representa a la Unión Demócrata Independiente (UDI). Ambos estarán en la papeleta con el independiente Cristobal Juliá, meteorólogo y exdirector de la Dirección General de Aguas (DGA), hoy comunicador.

Moderado por Roberto Dueñas, el debate tuvo a los periodistas Paula Garviso, por El Día, y Rodrigo Solís de Mi Radio TV,  planteando interrogantes en torno a cuatro temas principales: la seguridad, la escasez hídrica, ejecución presupuestaria y la recuperación de confianzas al interior del gobierno regional. Esto último, en el contexto de la crisis al interior de la institución, derivada de la criticada gestión de la gobernadora Krist Naranjo.

La seguridad

El primer tema en discusión fue la seguridad, una de las principales preocupaciones de la comunidad. Si bien la atribución en la materia la tiene el delegado presidencial, el gobernador regional tiene la potestad de aprobar proyectos que colaboren en el combate a la delincuencia y el crimen organizado. ¿Cómo actuarían?

Roberto Vega planteó la posibilidad de utilizar diversas herramientas para la ejecución del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

En este sentido, mencionó el “subtítulo 24”, que “nos permite destinar hasta el 6% para equipamiento de seguridad ciudadana”, dijo, apuntando a tecnologías como “cámaras e inteligencia artificial, que nos permite focalizar dónde están las zonas del delito”. En segundo término, propuso el “subtítulo 29” de la misma herramienta, esta vez en apoyo directo de las policías, a través, por ejemplo, de la compra de patrullas.

“Necesitamos un buen administrador, que conozca bien cuáles son las distintas partidas que componen esta base del FNDR, pero lo más importante es la gestión. No sacamos nada con hacer gestión económica si no tenemos gestión política”, señaló, comprometiéndose a golpear las puertas del Congreso Nacional para el avance en iniciativas de seguridad.

De paso y en la misma línea del fortalecimiento a las policías, deslizó su crítica a la compra de un helicóptero por 12 mil millones de pesos por parte de la gobernadora regional, con aprobación del Consejo Regional, al que pertenece su ‘contrincante’, Cristian Rondanelli.

Rondanelli, en tanto, apuntó a la prevención, abarcando “desde la educación hasta el trabajo que desarrollan las policías”, recalcando la necesidad de fortalecer la formación de carabineros en la Escuela de Formación de Ovalle.
Junto con ello, respondió por el cuestionado helicóptero, respaldado su efectividad a la hora de la realización de grandes operativos contra el narcotráfico. “Qué mejor inversión”, planteó.

Retomando las propuestas, mencionó la necesidad de financiar herramientas como drones y pórticos.

Cristobal Juliá, por su parte, se centró en la necesidad de inteligencia, para gestionar bien los recursos, afirmando que no basta con la compra de equipamiento. Un punto que se vio cuestionado por el moderador, ante la existencia ya de bases de datos, como el STOP de Carabineros.

“El dato está, lo que se requiere es inteligencia”, respondió el precandidato.

Ejecución presupuestaria

Pasando al segundo tema, se planteó un problema conocido: la baja ejecución presupuestaria de la región, una de las peores del país, aspecto, por cierto, donde el rol del gobernador es fundamental.

Cristian Rondanelli indicó que el problema radica en que “no hay planificación”, derivando en casos como el de la pequeña minería que “no genera una ejecución presupuestaria y antes la tenía de forma permanente”. Lo mismo con muchas iniciativas de riego, para lo que apunta a convenios de programación con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Para esto, “los municipios son fundamentales”, agregó.

El precandidato y además consejero regional fue emplazado en torno a la responsabilidad que tiene en este problema el Consejo Regional, que del que forma parte. En respuesta, recalcó que las atribuciones en este tema son del gobernador.

Este punto intensificó el debate, ya que el independiente Cristobal Juliá afirmó que “no solo el gobernador regional tiene esa responsabilidad, sino que también el CORE”, criticando de paso que “estamos cansados de este enfrentamiento” entre las autoridades, que calificó de “pelea chica”. Asimismo, cuestionó el trabajo del cuerpo colegiado, afirmando que existe aprobación de presupuestos para investigaciones de universidades fuera de la zona, en desmedro de iniciativas locales.

Frente a esto, Rondanelli dijo que lo indicado por Juliá es “no entender nada cómo se maneja un gobierno regional”, afirmando también que “el CORE jamás ha dejado de aprobar un proyecto”.

La discusión entre los dos candidatos continuó más adelante, cuando el panel preguntó cómo solucionar aquellos casos en que se da énfasis a ciertos municipios dentro del presupuesto.

Cristobal Juliá apuntó a la “crisis profunda” por corrupción en las municipalidades, pidiendo mejorar los estándares de transparencia y que “el municipio gaste la plata en lo que se tiene que gastar”.

Rondanelli intervino para señalar que “Cristobal sigue perdido”, ya que “los alcaldes procesados nada tienen que ver en esto”. En ese sentido, propuso más asistencia técnica para que los municipios cuenten con proyectos que logren financiamiento.

Por su parte, Roberto Vega, llamó a “sincerar las cifras”, afirmando que la región “dejó de percibir 3 mil millones de pesos”. En ese sentido prometió sincerar las cifras de proyectos de arrastre.

También apuntó a la modificación de la glosa que permitirá contratar a equipos técnicos para desarrollar proyectos en respaldo de los municipios más pequeños, indicando que “el 57% de la torta se gastaba en cuatro municipios de la región”.

Escasez hídrica

En cuanto a la grave crisis hídrica que enfrenta la región, Cristobal Juliá propuso medidas a corto, mediano y largo plazo. “El último es el más importante, para no depender de las lluvias”, indicó.

En esa línea, se mostró partidario de las carreteras hídricas, que fueron descartadas por sus costos, pero que considera “perfectamente realizable”. Para el mediano plazo mencionó plantas desaladoras, que sin embargo, consideró “inviables” para el uso en la agricultura, por sus costos. En tanto, para el corto plazo propuso pozos profundos en la cabecera de los ríos y embalses cordilleranos.

Roberto Vega coincidió en los pozos, pero respaldó a las plantas desaladoras multipropósito, indicando que son viables para el uso en la agricultura en un contexto de grave escasez, donde el agua ya vale más de lo normal.

“Si seguimos discutiendo, seguirá pasando que los costos lo seguirán pagando los agricultores”, dijo.

Cristian Rondanelli dio cuenta de proyectos que están en camino y apuntó a trabajar en “convenios de programación”.

Crisis en el GORE

En cuanto a la recuperación de confianzas, hubo consensos en la necesidad de mejorar el trabajo con los funcionarios. Roberto Vega planteó “conversar con las personas que hacen la pega” y llamó a “dejar de lado la pirotecnia jurídica” ante propuestas como una acusación constitucional contra la gobernadora, cuyo cargo no está incorporado en la norma. “No levantemos falsas expectativas”, dijo.

Cristian Rondanelli recalcó que “el Consejo Regonal aguanta”, pero son los funcionarios quienes más se han visto afectados, registrándose hasta un 25% de ellos con licencia psiquiátrica.

Cristobal Juliá, por su parte, dijo que “cuando llega un gobernador regional, lo primero que tiene que hacer es conocer a los trabajadores”, indicando que en el cargo debe haber alguien con “empatía, habilidades blandas, liderazgo y capaz de sentarse con todos a conversar”.