Campo magnético de la Tierra

¿Es realmente peligrosa? Qué es la anomalía magnética que afecta al sur de la Tierra y que no deja de crecer

El campo magnético de la Tierra, crucial para desviar el viento solar, se está debilitando en la Anomalía Magnética del Atlántico Sur (AMAS), principalmente sobre Brasil, según el informe anual del gobierno de Estados Unidos. Esta debilidad no afecta la salud humana, pero impacta en satélites, aumentando el riesgo de daños por radiación.
martes 28 de mayo de 2024

Como es de conocimiento general, la tierra posee un campo magnético que recubre todo el planeta. La capa donde se ubica se conoce como magnetosfera, y es donde se desvía una buena parte del viento solar. Sin embargo, existen zonas en la tierra donde este campo se encuentra debilitado. La más conocida es la Anomalía Magnética del Atlántico Sur (AMAS).

Según datos publicados por el gobierno de Estados Unidos a través del informe anual del estado del campo magnético, el campo magnético de la AMAS se está debilitando. Como referencia, esta se encuentra principalmente sobre Brasil.

“El AMAS afecta la cercanía con la que las partículas cargadas de energía pueden llegar a la Tierra, lo que afecta el daño por radiación de los satélites y la propagación de radio. Las regiones polares también se ven fuertemente afectadas por partículas cargadas de energía, pero los impactos allí dependen menos de la intensidad del campo”, sostiene el informe.

Los hallazgos descritos en el reporte indican que la AMAS se está profundizando y avanzando hacia el oeste. El área afectada ha aumentado aproximadamente un 7% desde 2020.

¿Qué consecuencias tiene el debilitamiento del campo magnético en la AMAS?

El debilitamiento del campo magnético en la Anomalía Magnética del Atlántico Sur no tiene impacto para la salud de las personas, pero sí afecta significativamente al funcionamiento de los satélites, haciendo que incrementen las posibilidades de que se produzcan daños por radiación a estos.

“Las agencias espaciales están interesadas en la anomalía, porque como esta región tiene un campo más débil, las partículas del viento solar entran más fácilmente a esta región, el flujo de partículas cargadas que pasan por esa región es mucho más intenso”, explicó a CNN Brasil el doctor en Física e investigador del Observatorio Nacional, Marcel Nogueira.

Lo anterior significa que cuando los satélites pasan por la región donde se encuentra la AMAS, en ocasiones tienen que permanecer en standby, apagando momentáneamente algunos componentes para evitar perder el satélite o cualquier equipo que pueda quemarse.

“En la vida cotidiana somos tan dependientes de la tecnología, que cualquier tipo de apagón en el sistema eléctrico, en cualquier país, genera pérdidas de millones o incluso miles de millones de dólares. Es algo muy importante para nuestra vida tecnológica hoy en día”, afirmó el investigador.