se trata de cuatro proyectos habitacionales

Anuncian la construcción de 600 viviendas sociales en El Milagro

La iniciativa se llevará a cabo bajo la supervisión del Minvu en la calle Alberto Arenas, en el sector de El Milagro. Se espera que las obras se inicien a fines de este año para empezar a entregar las primeras casas a principios del año 2026.
miércoles 29 de mayo de 2024

En el marco del plan de emergencia habitacional y su meta de entregar 12.490 viviendas sociales en la Región de Coquimbo, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), empezó a explorar nuevas metodologías de trabajo, con las que se busca cumplir con dicho objetivo.

Por tal motivo, se desarrolló un programa que obtiene sus recursos gracias al fondo solidario del subsidio DS-49,  el cual contempla abrir oferta a privados, para que éstos propongan alternativas de construcción, en base a buenos suelos ubicados en lugares estratégicos de la ciudad. De esa manera, la cartera podrá adquirir dichos proyectos y financiarlos en un 100%.

Al respecto, José Manuel Peralta, seremi de Vivienda y Urbanismo, detalló que para esta novedosa iniciativa, se destinarán más de $29 mil millones de pesos, para la construcción de 600 soluciones habitacionales.

“A partir de esa experiencia, el año pasado nosotros como ministerio, postulamos un total de 600 soluciones habitacionales en el sector de El Milagro, y este lunes nos informaron que está el total aprobado por más de $29 mil millones de pesos para cuatro proyectos que estarán emplazados en esa ubicación, específicamente en la calle Alberto Arenas hacia el sector sur”, sostuvo.

En esa línea, remarcó en que “lo relevante de esto, es que dichas viviendas están rodeadas de todo un desarrollo de los DS-19, que es el programa de integración social, que son otras iniciativas que tenemos y donde el 25% son para sectores vulnerables”.

A juicio de la autoridad, esta metodología permitirá romper la tendencia de levantar soluciones habitacionales solamente en el sector de Las Compañías, “ya que lo haremos en un lado que está consolidado y que estará a siete cuadras del nuevo hospital de La Serena, en avenida Cuatro Esquinas, que también vamos a consolidar (...), permitiendo que las familias beneficiadas puedan tener acceso a servicios de primer nivel”, agregó.

Con ello además - agrega - se logra levantar una interesante oferta habitacional en un sector ya consolidado del área urbana, aumentando de paso, la oferta pública de vivienda.

En cuanto a plazos, detalló que esperan poder empezar a construir hacia fines de este año, para que los proyectos estén en pleno desarrollo durante 2025 y, dependiendo del nivel de avance, poder entregar las soluciones habitacionales a fines del próximo año o a principios de 2026.

“Esto viene a complementar la acción de poder llegar a la meta de viviendas, pero también para poder dejar en obra un número importante de soluciones habitacionales”, enfatizó la autoridad.

 

BENEFICIARIOS YA ESTÁN SELECCIONADOS

Un aspecto importante que dio a conocer el seremi es que las personas que accederán a este programa ya se encuentran seleccionadas a través de los comités de vivienda. “Durante la tarde de este martes tuvimos una reunión con vecinos en donde le dimos la buena noticia de que está el proyecto aprobado, por lo que el sueño de la vivienda propia será una realidad”, sostuvo.

En cuanto al proceso de construcción, explicó que estará a cargo del sector privado, pero bajo la supervisión del SERVIU. “Además, estos proyectos requieren todos los permisos sectoriales para que esta obra pueda conversar bien con el entorno, pero hay que dejar claro que está garantizada desde el punto de vista del financiamiento y la evaluación de la iniciativa”.

Cabe destacar, que para acceder a este programa era necesario contar con un ahorro de 30 UF, pero el beneficiario recibirá su vivienda sin quedar con una deuda hipotecaria. 

Respecto a la composición de las viviendas, el seremi señaló que “son cuatro proyectos que tienen características importantes, ya que no es solamente hormigón sino que tienen  espacios públicos o áreas comunes, de manera que el emplazamiento de las obras sea amigable con el emplazamiento como comunidad”.

En ese sentido, Peralta aclaró que, si bien, aún se tiene la imagen de una vivienda social antigua, ahora las viviendas “tienen características muy importantes como buen confort interno en el hogar, pero también un entorno amigable que permita colaborar con una mejor convivencia de la comunidad”, aseguró.

 

AVANZAR HACIA LA META

Por lo pronto, para la autoridad regional de Vivienda, resulta positivo buscar nuevas metodologías para avanzar en la construcción de viviendas sociales, pues “es un política pública que esperamos consolidar en el largo plazo como una política de Estado y que no sea algo solo del gobierno de turno, sino que sea algo permanente sobre cómo abordar esta situación”.