Sábado 15 de Octubre de  2022
AÚN NO SE HA ENCONTRADO AL BRITÁNICO

Un mes sin Tom Marsh: Los antecedentes de una búsqueda sin éxito en La Silla

El 15 de septiembre el astrónomo tuvo una conversación con el estudiante que lo acompañaba en su viaje a Chile, antes de desaparecer en terrenos del Observatorio La Silla. Despliegue se mantiene para rastrear al zona, incorporando material logístico para mejorar el acceso a sitios importantes.

Por
Escrito en POLICIAL el

Fue el viernes 16 de septiembre cuando se perdió todo rastro de Tom Marsh. El día anterior, el astrofísico británico tuvo una conversación con el estudiante tesista que lo acompañaba en su viaje de observación a Chile, oportunidad en que, según el testigo, el científico expresó “confusos” mensajes, antes de desaparecer.


El enigmático caso ha tenido por un mes a un amplio contingente en un extenso terreno para hallar indicios del recorrido que Marsh habría realizado desde el hotel al telescopio del Observatorio La Silla, donde las últimas pistas encontradas lo sitúan.


Cabe señalar que, según ha recalcado el fiscal regional, Adrián Vega, el trabajo se despliega bajo la directriz de encontrar a una persona viva, ya que mientras no existan evidencias de una desgracia, los esfuerzos se centrarán en dar con su paradero y lograr su regreso a casa, donde su familia lo espera con “desesperación”, según han ido actualizando tanto su hija como su esposa en sus cuentas de Twitter.


Sin embargo, pese a algunos avances que han permitido reconstruir parte de su caminata, el rastreo no ha logrado dar con resultados que permitan cerrar el caso.

MAÑANA SE CUMPLE UN MES


En conversación con El Día la tarde de este viernes, el coronel Felipe Retamal, comandante del Regimiento N°21 Coquimbo, a cargo del despliegue que realiza el ejército en los terrenos de La Silla, indicó que “lamentablemente, no ha habido novedades respecto a la búsqueda”.


“Sí se ha seguido registrando y haciendo labores, en algunos lugares que designa el señor fiscal regional, que va orientando los lugares a recorrer con la búsqueda”, agregó.


Retamal confirma que el contingente desplegado se ha mantenido y los trabajos se han reforzado con material técnico y otros elementos logísticos, “que permiten, por ejemplo, que la patrulla pueda acceder a algunos sitios o, incluso, en el caso de que sea necesario, pernoctar en el terreno”.


El comandante sostiene que todas las labores han sido registradas y documentadas, con el fin de poder acotar el sitio de interés según las disposiciones del persecutor, así como el análisis de todo lo que se hace diariamente en una extensión de aproximadamente 200 kilómetros cuadrados.


En cuanto a la continuidad del rastreo, el uniformado relata que esta se mantiene sin un límite definido.


“No está fijado un límite aún, porque obviamente las orientaciones de búsqueda o el establecimiento de las labores están lideradas por el fiscal regional y la Unidad de Búsqueda del Ejército se mantendría ahí hasta que se determine que se cesa la búsqueda”, agregó.


Cabe señalar que además del personal del Ejército, unidades especializadas de Carabineros y también de la Policía de Investigaciones (PDI) trabajan en terreno para indagar prueba esencial para el esclarecimiento del caso y la búsqueda del astrónomo, cuyo paradero al cierre de esta edición seguía siendo desconocido.

RECONSTRUYENDO LA CAMINATA


Según han aportado fuentes de El Día durante las últimas semanas, las labores de rastreo avanzaron en el trayecto que habría hecho Tom Marsh la mañana del 16 de septiembre.


Los antecedentes apuntan a ciertas pertenencias y rastros que habrían sido encontrados desde la vía pavimentada a la ladera del cerro La Silla, que harían presumir que el astrofísico pudo haber salido de esta calzada, para tomar rumbo por algunos de los senderos del sector. Sin embargo, avanzado cierto punto de los caminos de tierra, su rastro se pierde y la dirección que pudo haber tomado se desconoce.


En medio de este trabajo han sido vitales las pruebas que se han encontrado, como las pertenencias de Marsh intactas en su habitación, llaves encontradas en el camino al telescopio y el hecho de que nunca llegó a su destino. 


En este sentido, el análisis de laboratorio de otros indicios encontrados, para verificar que corresponden a la persona desaparecida, son cruciales para seguir avanzando en el camino trazado por Fiscalía.


Desde luego, el detalle de este trabajo se lleva con hermetismo, así como las declaraciones que se han prestado, a excepción de algunas situaciones que se han filtrado a la prensa.

Unidades desplegadas han realizado una búsqueda exhaustiva por un mes completo en el Observatorio La Silla. (FOTO: Lautaro Carmona) 

MENSAJES EXTRAÑOS


Una de las informaciones, que fue indagada por El Día, es que el astrónomo había tenido una discusión con el estudiante, que se encuentra en calidad de testigo. Estos antecedentes fueron ampliados por T13, que reveló el contenido de la declaración que el joven dio a la Fiscalía, en el que sostuvo que Tom Marsh le reprochó en extraños términos su supuesto desinterés por la ciencia, lo que afectó al tesista.


De la misma forma, se conoció de correos electrónicos, también descritos como “extraños” que el astrónomo habría enviado a un trabajador del observatorio y a su esposa, Felicity Marsh.


En cuanto a la declaración del estudiante, el fiscal regional, Adrián Vega, describió el incidente con el científico como “una conversación entre profesionales”, que no califican para el Ministerio Público como una antecedente que haga presumir tesis de la desaparición.


En tanto, las últimas declaraciones que la familia de Tom Marsh ha hecho en Twitter corresponden a una publicación de Tabitha Marsh, su hija, el 7 de octubre, cuando se cumplieron tres semanas de búsqueda.


“Hoy se cumplen tres semanas desde que mi papá desapareció. Estoy muy agradecida por toda la ayuda que mi familia y yo hemos recibido, y todo lo que puedo pedirte es que sigas compartiendo hasta que lo encontremos. Sólo quiero que mi papá vuelva a casa”, escribió.