Al momento de fallecer

¿Lo sabías? esto es según Harvard lo que más se arrepienten las mujeres al momento de morir

Según un estudio de Harvard, las mujeres tienden a arrepentirse al final de sus vidas por dedicar demasiado tiempo preocupándose por las opiniones de los demás en lugar de vivir auténticamente, reprimiendo sus ambiciones y pasiones genuinas. Por otro lado, los hombres expresan arrepentimiento por haber pasado tanto tiempo en el trabajo en lugar de con sus seres queridos, destacando la importancia de relaciones significativas.
viernes 10 de mayo de 2024

Si bien, no todas las personas viven la misma cantidad de años, cada una se cuestiona en algún momento las decisiones tomadas. En ese sentido, ¿sabes qué es de lo que más se arrepienten las mujeres al final de su vida según Harvard?

Bueno, resulta que un investigador de la universidad estadounidense, que lidera uno de los estudios más largos e importantes de los que se tenga registros respecto a la felicidad humana, entregó la respuesta.

¿Cuál es el principal arrepentimiento de las mujeres al final de la vida según Harvard?

Robert Waldinger, profesor clínico de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard, es el hombre que lleva adelante el estudio científico sobre la felicidad y el arrepentimiento humano que abarcó 85 años, que, aseguran, es el de mayor duración sobre la vida adulta jamás realizado.

Así, el 27 de febrero pasado, el experto dio una charla donde aseguró, que las mujeres tienden a arrepentirse, principalmente, de haber dedicado demasiado tiempo preocupándose por las opiniones de los demás en lugar de vivir con autenticidad.

“Al priorizar las percepciones externas sobre sus verdaderos deseos y necesidades, muchas mujeres pueden haber reprimido sus ambiciones, deseos y pasiones genuinas, afectando su desarrollo personal y su bienestar emocional y psicológico”, afirman.

¿Y qué pasa con los hombres?

Cuando la primera ronda de participantes tenía 80 años, los entrevistadores les preguntaron qué les hubiera gustado haber hecho diferente y de qué estaban más orgullosos.

A diferencia de las mujeres, los hombres respondieron que desearían no haber pasado tanto tiempo en el trabajo, sino con las personas que les importaban. Los participantes estaban orgullosos de ser buenos padres, socios, amigos o mentores.

Las respuestas sorprendieron tanto al Dr. Waldinger, que admitió que en lugar de trabajar 24 horas al día, 7 días a la semana, comenzó a comunicarse intencionalmente con sus amigos, diciéndoles que estaba pensando en ellos, invitándolos a salir a caminar o a tomar algo.