acción fue catalogada como “exagerada”

La trastienda de bullado CORE: Gobernadora llama a Carabineros para desalojar a funcionarios

Dirigentes del gremio de trabajadores del gobierno regional, quienes reclaman que Naranjo no los ha recibido ni escuchado, protestaron en medio de la sesión del CORE, y aunque ésta se desarrolló en completo orden, al lugar llegó la policía uniformada pues, a juicio de la autoridad, la presencia de los manifestantes alteraba el orden público.
miércoles 15 de mayo de 2024

Bajo la consigna “cero respeto, cero gestión”, distintos funcionarios del gobierno regional protestaron en contra la gobernadora Krist Naranjo en medio de la sesión del Consejo Regional, realizada la tarde de este martes en el salón Gabriel González Videla, en el edificio gubernamental.

En concreto, los funcionarios reclaman en contra de las últimas decisiones de la autoridad, como despidos de trabajadores y cambios de unidad sin justificación. Al respecto, cabe recordar que durante la semana pasada una nueva desvinculación volvió a sacudir la interna del organismo lo que elevó la tensión entre el gremio y Naranjo, y gatilló una nueva manifestación de los funcionarios.

Sin embargo, en medio de la sesión de este martes, la nueva protesta de los funcionarios provocó que la gobernadora llamara a Carabineros para que procediera a desalojar a los funcionarios, lo que no fue necesario porque en todo momento se mantuvo el orden y la calma.

De hecho, tras el episodio, distintos consejeros regionales catalogaron la situación como “exagerada” o “ridícula”, ya que argumentaron que el personal policial debe estar disponible para otras funciones.

En este contexto, Manuel Barraza, presidente de la Nueva Asociación de Funcionarios del Gobierno Regional, sostuvo que “desde el año pasado (la situación laboral) no ha cambiado en nada, ni siquiera en buenas intenciones, si bien es cierto, el viernes, nos llamaron a una reunión, nos pidieron las peticiones y nosotros se las presentamos por escrito y nos respondieron el pasado lunes pero nada en concreto”.

Ante tal escenario, Barraza afirmó que “vamos a continuar y por lo mismo, asistimos a la sesión del Consejo Regional, pero siempre de una manera respetuosa. Nosotros seguimos movilizados, ya que estamos preocupados y seguimos estando atentos porque hay colegas que la están pasando muy mal”, agregó.

Consultado por lo que esperan de la gobernadora, señaló que es que los puedan recibir. “Que hayan intenciones de mejorar la situación. Por ejemplo, nosotros no transamos que no vuelvan las personas que fueron removidas, porque ellos la están pasando muy mal. Hay varios con licencia profesional y eso no es bueno porque si uno los viera como los conoció antes y como están ahora, son otras personas. Eso es preocupante”, remarcó.

En esa línea, Barraza enfatizó en que “soy una persona muy antigua en el servicio de la administración pública, con cerca de 47 años. He trabajado muchos años en la gobernación de Elqui y desde que se formó el gobierno regional, y nunca había visto algo así”.

Respecto a la posibilidad de que las manifestaciones sigan escalando en intensidad, explicó que “por ahora, estamos aguantando, pero seguimos con nuestro trabajo porque lo que hacemos es para la ciudadanía”.

“Otra cosa” - agregó - “es que lamentablemente, a veces, los cargos de elección popular pueden traer estas consecuencias de hipotecar una región durante cuatro años y hay pocas formas de removerla. Nosotros que somos empleados no podemos hacerlo, pero sí los parlamentarios, y les hicimos un llamado pero nadie se ha acercado a conversar o por último para escucharnos”, añadió.

 

SIN ACERCAMIENTOS 

Por su parte, Beatriz Hidalgo, secretaria del gremio de funcionarios del gobierno regional, aseguró que “el día viernes se nos citó una reunión con 30 minutos de anticipación, en la cual la jefa de gabinete dijo que era por instrucción de la gobernadora y que querían conocer nuestras peticiones para deponer las manifestaciones”.

Hidalgo explica que, como gremio, hicieron llegar las peticiones “y le dimos un plazo que era hasta este lunes a las 10:00  de la mañana. No nos contestaron y nos mandaron un correo como que no se había pedido nada, así que empezamos de nuevo con las conversaciones”, relató.

En esa línea, relató que durante la jornada de ayer, fueron citados a las 13:00 horas, presumiblemente porque la gobernadora habría intuido que se manifestarían, motivo por el cual no asistieron.

“No nos recibe la jefa del servicio, sino que la administradora regional o el jefe de gabinete, pero en realidad ellos no tienen ningún peso resolutivo y eso es lo que estamos pidiendo, que resuelvan las peticiones una vez por todas”, aseguró.

 

GOBERNADORA: FUNCIONARIOS SE CIERRAN AL DIÁLOGO

Tras la sesión, la gobernadora regional Krist Naranjo señaló que desde la nueva asociación de funcionarios se negaron a reunirse. “No quisieron escuchar propuestas tampoco, por lo tanto ellos mismos han cerrado el diálogo”, dijo.

A su vez, infirió que podría haber algún sesgo político en las manifestaciones, “que no llegan a ningún puerto, a diferencia de la otra asociación de funcionarios con quienes tenemos un diálogo abierto y podemos llegar a buenos resultados”, puntualizó.