Piden otros 540 días de presidio para autoridades

Amplían querella por explosión en Los Vilos: 12 estudiantes se suman como víctimas

Los menores de edad terminaron con heridas cutáneas, dolores e incluso crisis de pánico tras el hecho. Sus padres se sumaron a las acciones que lleva adelante la familia de la principal afectada, la profesora Marcela Cortés, que terminó con el 45% de su cuerpo quemado.
jueves 16 de mayo de 2024

Doce estudiantes se sumaron como víctimas a la querella presentada ante el Juzgado de Garantía de Los Vilos por la explosión en el taller de gastronomía del Liceo Nicolás Federico Lohse, grave incidente en el que una profesora terminó con el 45% del cuerpo quemado y en coma inducido por cerca de dos semanas.

Recordemos que el abogado de la familia de la afectada, Alejandro Menzoda, indicó que se configuraba en su caso un “cuasidelito de lesiones graves”, al que se apunta como coautores al alcalde Christian Gross, el exjefe del Departamento de Educación Municipal, Renato Galleguillos, y la directora del establecimiento, Cristina Frost.

“Estas tres personas, en su calidad de autoridades y jefes, tenían conocimiento de que el liceo no contaba con la certificación (de la SEC) de las instalaciones de gas”, indicó el jurista.

Mendoza indicó a El Día que, tras presentar la acción ante tribunales, se reunió con padres de estudiantes del establecimiento, que también se vieron afectados por la emergencia. Dicho encuentro dio lugar a esta ampliación de la querella.

Leer también: Buenas noticias: profesora afectada tras explosión en colegio de Los Vilos sale de la UCI 

Según se explica en el documento, los menores de edad “resultaron con heridas de diversas consideraciones, y preliminarmente con lesiones menos graves, lesiones cutáneas, dolor en región parietal, dolor retroesternal y crisis de pánico”.

En ese caso, para los querellantes se configura un cuasidelito de lesiones menos graves, por los que se solicita una pena de 540 días de presidio menor en su grado mínimo, así como la accesoria de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

Cabe señalar que por el caso de la profesora, quien difícilmente pueda volver a trabajar, se pide una pena de 3 años de presidio para los querellados.

Fue el 25 de abril cuando la docente, Marcela Cortés, profesional a cargo de la especialidad de gastronomía, sufrió el grave accidente. 

Cortés venía advirtiendo las deficiencias en las instalaciones de gas del taller donde impartía sus clases, situación que no fue atendida por el cuerpo directivo ni las autoridades comunales.

El mencionado día, comenzó su jornada como de costumbre, encendiendo un fósforo para calentar agua, cuando se generó una fuerte explosión, que le generó lesiones graves y afectó de manera secundaria a estudiantes y funcionarios.

Marcela Cortés se encuentra en el Hospital del Trabajador en Santiago, comenzando con un lento proceso de recuperación. En tanto, el liceo se encuentra cerrado, debido a que parte de su infraestructura quedó destruida. 

Se espera que esta semana los estudiantes retomen las clases de manera virtual y se proyecta que en el plazo de un mes el establecimiento pueda estar nuevamente operativo.