ESTÁ EN CERRO PACHÓN

La cámara más grande del mundo llegó a la región para hacer observación astronómica

Desafiando una compleja logística, este equipo único en el mundo viajó desde California, Estados Unidos, en avión hasta Santiago, desde donde fue trasladado por tierra hacia el Valle del Elqui.
lunes 27 de mayo de 2024

La cámara más grande construida para astrofísica completó el largo viaje desde el Laboratorio Nacional de Aceleradores (SLAC por sus siglas en inglés) en California donde fue construida, hasta la cima de Cerro Pachón en la Región de Coquimbo, donde se integrará al proyecto Vera Rubin para ayudar a revelar los misterios del Universo.

El Director científico de AURA en Chile y Subdirector de NOIRLab, Stuartt Corder, destacó que “estamos muy emocionados de que esta cámara de 3.200 megapíxeles ya se encuentre, sana y salva, en nuestras instalaciones. Por las próximas décadas, este revolucionario telescopio y el armonioso diseño del sistema óptico compuesto, la cámara más grande nunca construida y la capacidad de escaneo rápido nos permitirá mapear el cielo del hemisferio sur cada tres a cuatro noches”. Agregó que este equipo, que significó una inversión de US$168 millones, fue financiado por la Oficina de Ciencia del Departamento de Energía de EE.UU., entidad que también aportó -junto a la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU- para la construcción del proyecto completo, que es administrado por la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA por sus siglas en inglés). 

Cuando Rubin comience la Investigación de Espacio y Tiempo como Legado para la Posteridad (LSST) a fines de 2025, la cámara digital más grande del mundo tomará imágenes detalladas del cielo del hemisferio sur durante 10 años, creando el time-lapse más completo de nuestro Universo que jamás se haya visto. Rubin impulsará avances — y nuevos descubrimientos — en muchas áreas científicas, incluida la exploración de la naturaleza de la materia y energía oscura, el mapeo de la Vía Láctea, la investigación de nuestro Sistema Solar y el estudio de objetos celestes que cambian de brillo o posición. “Llevar la cámara al cerro fue la última pieza importante del rompecabezas. Con todos los componentes de Rubin físicamente en el sitio, estamos en la recta final hacia una ciencia transformadora”, dijo Victor Krabbendam, Gerente de Proyecto de Rubin.

Leer también: Los guardianes de la oscuridad que protegen el cielo del Valle de Elqui de la contaminación lumínica

La Directora de AURA en Chile, Alejandra Voigt, explicó que “el traslado de la cámara y los equipos asociados fue un tremendo desafío logístico. La recibimos en el aeropuerto en Santiago y necesitamos de nueve camiones para llevar todo hasta nuestras instalaciones en Cerro Pachón”. Agregó que “agradezco el apoyo que nos dieron en este proceso las autoridades chilenas, así como Carabineros, quienes facilitaron que el convoy llegara a destino sin sobresaltos”.