Tormenta Geomagnética

Desde 1859 que no ocurría: auroras australes se vieron en el sur de Chile y en diversas partes del mundo

Una rara y llamativa aurora austral de color fucsia se pudo observar en el sur de Chile debido a la tormenta solar que afecta al planeta, un fenómeno que no se veía en la región desde hace 165 años. Según registros del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, este tipo de auroras se habrían visto en Santiago y Concepción en 1859 durante la tormenta solar conocida como evento Carrington.
sábado 11 de mayo de 2024

Durante la noche de este viernes, gracias a la tormenta solar que afecta al planeta, fue posible para muchos habitantes del sur del país atestiguar un extraño fenómeno en el cielo.

Esto, pues un potente color fucsia iluminó la noche, se trataba de auroras australes, un fenómeno que no se había atestiguado en estas latitudes desde hace 165 años.

Según mostraron varios internautas en redes sociales, especialmente en Twitter, el momento se habría desencadenado poco después del atardecer, a eso de las 19:00 horas de la tarde.

No obstante, esta no es la primera vez que se ven auroras australes en esta zona del país, puesto que según datan archivos del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, compartidos por el periodista Francisco Darmendrail, en 1859 habría ocurrido el mismo fenómeno.

Tal como se desprende del documento que usa un español antiguo, la manifestación de estas auroras se habría dado en la madrugada del 2 de septiembre del mencionado año, cuando “hacia la parte sur de ambas ciudades (Concepción y Santiago) extraordinariamente alumbraba una luz coloreada de rosado, azul y amarillo, en forma de nube o globo de fuego fatuo que despedía alguna llama o vapor y espacia una claridad semejante a la luna, cuyo movimiento era contrario al de la tierra”.

“Este extraño fenómeno meteorológico, que permaneció visible cerca de tres horas, no dejó de alarmar bastante a la población, sin duda por ser casi enteramente desconocido en estos lugares”, esto, pues son más usuales las auroras boreales que se manifiestan en el ártico.

La descripción del documento corresponde a la tormenta solar desarrollada en esos años conocida como evento Carrington, en alusión a su descubridor, el astrónomo inglés Richard Carrington (1826-1875).

Esta tormenta solar era, hasta ahora, considerada como una de las de mayor envergadura de la historia y al igual que la que se desarrolla actualmente, afectó a los servicios de telégrafos en varios países del mundo.

Cabe recordar que las auroras australes que se desarrollaron esta semana fueron visibles dado que el planeta está siendo afectado por tormentas solares extremas, la quinta (de 5) en su escala de intensidad, según anunció el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA estadounidense.

Estas ocurren cuando el Sol emite una gran cantidad de partículas cargadas y radiación electromagnética que interactúa con el campo magnético terrestre y la atmósfera de la Tierra.